• Una adecuada hidratación, en especial en verano, ayudan a oxigenar el cerebro y prevenir el estreñimiento.
  • Además del agua, las verduras, las frutas y algunos tipos de carnes, como el pescado, contribuyen a mantener el cuerpo hidratado.

Las personas adultas deben tomar entre 1.5 a 2 litros de agua al día para mantenerse hidratados. En caso no lo hagan, y sumado a la exposición permanente al sol, corren el riesgo de sufrir dolor de cabeza, mareos, cansancio, e incluso golpes de calor. Así lo advierte D´Janira Paucar, nutricionista del Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción.

“Un error que muchas personas cometen es tomar agua solo cuando les da sed cuando debería ser una práctica constante durante el día”, explica Paucar. Agrega que los bebés, los niños y los mayores de 65 años son los más vulnerables de sufrir algún tipo de deshidratación, por lo que debe haber un cuidado especial con ellos.

La especialista señala que el agua es el componente más abundante en el cuerpo humano y sirve para eliminar los desechos,  lubricar las articulaciones, así como prevenir el estreñimiento y oxigenar el cerebro, entre otros beneficios. Agrega que existen alimentos que, por su gran contenido de agua, ayudan a mantener la temperatura y que deben ser incluidos en la dieta.

Algunas de estas alternativas saludables son las verduras (entre 87 % a 96 % de agua), como la lechuga, el pepinillo, la caigua, el tomate y el apio; y las frutas (entre 70 % a 93 % de agua), como la sandía, el melón, la papaya, la naranja y la mandarina. También se puede optar por algunas carnes (entre 74 % a 82 % de agua), como el pescado (merluza, jurel, caballa, bonito, anchoveta).

Aunque en el momento calman la sensación de sed, la experta recomienda evitar tomar bebidas gasificadas o jugos de frutas procesadas porque no ayudan a hidratar el cuerpo debido a la cantidad de azúcar. Asimismo, moderar la ingesta de bebidas alcohólicas debido a que generan un efecto diurético que llevan a expulsar grandes cantidades de líquido mediante la orina.

Un aspecto importante es atender las señales que brinda el cuerpo para evitar problemas de salud más graves.  Paucar indica que en el caso de la deshidratación, existen algunos signos y síntomas como cambios en la micción (frecuencia, volumen, color), infecciones urinarias, dolor de cabeza, calambres, y en algunos casos, disminución de la frecuencia cardiaca y desmayos.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!