Apoteósica Misa de Fiesta en Paita

Con estas palabras tomadas del himno a Nuestra Señora de las Mercedes de Paita, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., comenzó su homilía, recordando que San Juan Pablo II le confirió a “La Mechita” los perennes y preciosos títulos de “Estrella de la Evangelización” y “Reina de la fe”, y que el Papa Francisco a través de la medalla pontificia que tuvo a bien obsequiarle, con ocasión de su viaje apostólico al Perú de este año, nos ha pedido “amar y venerar profundamente a aquella que es la Madre y Reina de Paita, de Piura y del Norte del Perú”.

La Santa Misa de Fiesta se llevó a cabo hoy ante una multitudinaria presencia de fieles devotos, reunidos en los exteriores de la Parroquia San Francisco de Asís de Paita. Miles de peregrinos llegaron desde tempranas horas para rendirle un homenaje de amor filial a su Madre y Señora, Nuestra Señora de las Mercedes, cariñosamente llamada por sus hijos “La Mechita”. La Eucaristía fue concelebrada por Monseñor Luciano Maza Huamán, Vicario General de nuestra arquidiócesis y el R.P. Pedro Chully Chunga, Vicario Foráneo de Paita y Párroco del lugar, así como por numerosos sacerdotes de nuestra arquidiócesis. Participaron también de la Santa Misa las principales autoridades políticas, civiles, militares y diplomáticas de la provincia, así como los integrantes de las Hermandades de Nuestra Señora de las Mercedes y San Francisco de Asís de Paita.

Todos somos peregrinos hijos de una misma Madre del cielo

Durante su homilía nuestro Pastor dijo: “Todos los que estamos aquí reunidos esta mañana somos peregrinos. Venimos en busca de «La Mechita» porque sabemos que Ella cuida con gran amor de Madre de todos aquellos que la invocan de corazón. Venimos a pedirle que interceda por nosotros ante su Divino Hijo, Jesús, para que el Señor que nunca le niega nada a su Madre, nos conceda por intermedio de Ella las mercedes, es decir las gracias y bendiciones que necesitamos en nuestra vida personal, familiar y social. Puede ser que necesitemos la merced de la salud, del trabajo, del perdón de nuestros pecados, de la reconciliación fraterna, de la justicia, del consuelo en la aflicción, del amor en el hogar, de la unidad en nuestra vida nacional, de la honestidad en nuestros asuntos privados y sobre todo púbicos”.

Ofrezcámosle a María el regalo de nuestra conversión

“Queridos hermanos y hermanas, son casi cinco siglos desde que La Mechita nos acompaña y nos cubre con su manto maternal aquí en Paita y en Piura. A lo largo de todos estos años son incalculables las gracias y bendiciones que Jesús, su Divino Hijo, ha derramado en nuestras vidas a través de Ella, que es la Mediadora de todas las gracias. Por eso no nos limitemos el día de hoy solo a pedir, sino también a ofrecerle a «Nuestra Señora de las Mercedes», en señal de nuestra gratitud, algún regalo espiritual como puede ser el de nuestra oración de alabanza, nuestro compromiso sincero de no ofenderla más con ese pecado al cual estoy aficionado, el reconocer a ese hijo que he tenido, el dejar la convivencia para contraer el sacramento del matrimonio, el bautizar a mis menores hijos, el serle fiel a mi esposa y a mi esposo, el ser honesto en todo momento y ocasión sobre todo en mis responsabilidades públicas cortando radicalmente con la corrupción, dejando el alcohol, la droga, lo impuro, siendo un cristiano que vive la coherencia entre la fe que profesa y la vida que lleva. En una palabra, ofrecerle mi compromiso de una vida santa porque Ella es la toda pura, la Virgen Madre de Dios concebida sin la mancha del pecado original. La pureza y santidad de nuestra Madre reclama y pide la nuestra”, acotó Monseñor Eguren.

La Mechita nos pide que acojamos a nuestros hermanos venezolanos

Finamente nuestro Arzobispo exhortó a los presentes y les dijo: “Quisiera también pedirles que escuchemos el pedido de La Mechita de acoger fraternalmente a los hermanos venezolanos que en gran número están llegando a nosotros en busca de libertad, seguridad, y mejores condiciones de vida ante la dramática situación que se vive en Venezuela. Al ser todos hijos de un mismo Padre Dios e hijos de una misma Madre María, sepamos ver en los venezolanos que llegan a nuestra tierra a hermanos en Cristo a quienes hay que acoger, ayudar, servir y apoyar en sus necesidades”.

Nuestra Señora de las Mercedes, Gran Mariscala del Perú y Patrona de nuestras Fuerzas Armadas

Monseñor Eguren presidió también en la Basílica Catedral de Piura una solemne Santa Misa que contó con la asistencia de las principales autoridades de la Región y de las Fuerzas Armadas que tienen en la Virgen de las Mercedes a su patrona por ser Ella la Gran Mariscala del Perú. Nuestro Pastor rindió un justo y sentido homenaje a los miembros de nuestras Fuerzas Armadas y les agradeció por la abnegada labor que realizan en salvaguarda de la seguridad y protección de nuestro país. Al concluir la Santa Misa la venerada imagen de Nuestra Señora salió en procesión por las calles del centro de nuestra ciudad en dirección a la Capilla Arzobispal en hombros de nuestros soldados, aviadores y marinos que la tienen por su Madre y Señora.

Durante su homilía nuestro Arzobispo les dijo: “Hoy con ocasión de esta hermosa fiesta mariana queremos rendir especial homenaje de gratitud a nuestras Fuerzas Armadas, cuya sangre está en Angamos, Quebrada Seca y Arica, y en la actualidad en el VRAEM. Nuestras Fuerzas Armadas tienen la sagrada misión de defender la soberanía del Perú y brindar seguridad a todos los peruanos. Agradecemos el generoso y sacrificado trabajo que realizan nuestros militares, aviadores, marinos y policías en múltiples misiones, como son entre otras, la defensa nacional, la seguridad interna, la vigilancia de nuestras fronteras por tierra, mar y aire, la protección de nuestra rica naturaleza desarrollando acciones contra la minería ilegal y la tala ilegal de madera, las acciones cívicas y la ayuda rápida y oportuna en los desastres naturales como el que sufrimos el año pasado con el Fenómenos del Niño Costero. Y como si esto fuera poco, participando activamente en misiones de paz internacionales. Nota aparte a destacar es el trabajo abnegado que nuestras Fuerzas Armadas y Policía Nacional desarrollan hoy en día en el VRAEM contra el flagelo del tráfico ilícito de drogas y los remanentes del demencial y diabólico terrorismo de Sendero Luminoso. Que la Gran Mariscala del Perú bendiga especialmente a nuestras Fuerzas Armadas y Policía Nacional, concediéndoles que como soldados cristianos tengan una fortaleza invicta, una fidelidad inquebrantable y un espíritu de sacrificio llevado, si fuera necesario, hasta el heroísmo”.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!