Por: José Alfredo Infante Carmen El Iconoclasta

Lo que está pasando en el GORE es algo que se veía venir. Muchos de los que votaron por Servando lo hicieron sólo por puros contreras. Por llevarle la contra a Santiago que sí tenía un equipo de profesionales idóneos para conducir los destinos del GORE. Los troles hicieron su trabajo. La tropa respondió. Y la desgracia se consumó.

Hoy las resoluciones de designación a los cargos públicos van y vienen. Sin ton ni son. Sin ninguna calificación profesional meritoria de quienes son designados. Hoy me presentas mañana me votas. Las funciones duran lo que dura un pestañear de ojos. Es el pandemoniun de Servando. Un barco a la deriva.

Servando, en política, es un simple accidente de la vida. El aliento de una brisa perdida. Su elección fue por generación espontánea de las masas analfabetas y desinformadas. Fue el eructo de la tropa. Y no me vengan los imbéciles a decir que le estoy faltando el respeto a los piuranos. Esa cantaleta es ya cursi como cursi son quienes se sacuden el pecho como prostitutas alardeando de lo contrario.

Decir la verdad no es faltar el respeto. La mayoría de los piuranos son incultos e ignorantes. A las justas habrán leído la partida de nacimiento de sus hijos. Con gran esfuerzo leerán El Trome (léase basura). Jamás, estoy seguro de ello, han leído una docena de libros de los de a verdad (que sean formadores y valgan su peso en oro). Quien diga lo contrario vive en otro mundo o es un pobre y triste infeliz mentiroso y desquiciado.

El destino de Piura es muy incierto. La permanencia de Servando también lo es. Pero a río revuelto las ganancias son de los pescadores. Empero, para desgracia de nuestra atribulada Piura, esos pescadores son recicladores, mafiosos, lumpen, escoria y aprovechados aventureros. Hablando en cristiano: desgracias de la vida.

En los Colegios profesionales y en el mismo GORE hay gente con experiencia y con años de fogueo que saben de la cosa pública. Hay que acudir a ellos. Olvidémonos de los favores públicos. Olvidémonos de las compensaciones empresariales. Olvidémonos de andar buscando en el barranco y en el muladar a los que van a manejar los destinos de nuestra Piura, sino esto va camino al precipicio. De seguir la tendencia actual el despeñadero es inevitable.

Como bien lo dijo el poeta inglés John Donne: “cuando escuches que las campanas están sonando, nunca preguntes por quién doblan, están doblando por ti “.

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de Piura News.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!