Nadie sabe para quién trabaja

Por: El Iconoclasta

En enero del 2014 Antonio Fossa Villar inicia su gestión como Presidente del Club Grau. A lo largo de ese año, su labor se centró en mejorar la administración del Club Grau vía manuales de operaciones de funciones y otros sistemas de gestión administrativa.

A su vez inició la fiscalización y auditoría de las dos gestiones anteriores. La de Doyler Carrasco (dueño de Foto Estudio Carrasco) y la de Asterio Albines.

En el primero, descubrió la sobrevaloración del cerco perimétrico del terreno de Colán ( una burrada de plata ) , cuya adquisición ( una historia que algún día contaré con detalles ) solo sirvió para beneficiar con “ terrenitos “ propios , por comisión inmobiliaria, a los gestores socios del Club Grau de aquellos años. ¿O nó señora ……?

También descubrió que cada carnet de socio era elaborado por Foto estudio Carrasco a un costo de S/. 15 cada uno. Fue entonces que se decidió comprar una máquina propia para imprimir los carnets a un costo de S/. 3.50 la unidad.

Así mismo se descubrió que el Coliseo, aparte de estar mal construido, estaba también sobrevaluado. Enemigo número uno ganado.

En el caso de Asterio Albines la auditoría descubrió que en la construcción del Rincón Criollo y Baños Sauna, entre otros, también hubo sobrevaluación de obras. Enemigo dos ganados.

Por otra parte, Antonio Fossa había acumulado 1´800,000 en el Banbif para ser empleado en la construcción del Proyecto Inmobiliario en la cochera de nuestro Club. Pero no tuvo tiempo de hacer nada porque fue abruptamente desalojado por un grupo de socios dirigidos, tras cortinas, por Doyler Carrasco, Asterio Albines y Manuel Manrique ex presidentes del Club Grau que no deseaban, por nada del mundo, se concluyan las auditorías. Así que Fossa sólo duró un año en el cargo.

En enero del 2016 entra la dupla infame de la vergüenza de Furlong y Novoa y en sólo remodelar la Piscina, El comedor, el Coliseo y otra obrita más por ahí, literalmente “ se tragaron “ el 1´800,000 que había guardado Fossa ( nadie sabe para quién trabaja ) más un adicional de 300,000. En total, en sólo esas cuatro obritas, estos desgraciados se tiraron 2´100,000 como que si nada. Y ¡ojo! que estas cifras fueron publicadas por ellos mismos con total descaro, sin temblarles la mano y sin ningún pudor.

Esta es la tragedia griega del Club Grau. Nuestro Club. Un club muy venido a menos, por supuesto. Claro que sí.

De su paradigmática grandeza institucional de antaño hoy sólo van quedando escombros. Todo por culpa de unos fascinerosos mal nacidos que han visto en las arcas del Club Grau la manera de enriquecerse puercamente. ¡Me lleva la mierda!

¿Qué seguirá ahora? Sólo Dios lo sabe.

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de Piura News.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!