¡Ahí los teneís !

Por: El Iconoclasta

Piura está como está porque así lo hemos permitido nosotros. Los piuranos tenemos el estigma de la docilidad y de la mansedumbre. Del ¡Sí señor! Doctor, por aquí, doctor por allá. Ingeniero, por aquí, Ingeniero, por acá. Son las interjecciones rastreras del nadie. Las genuflexiones del sumiso, del que no tiene dignidad. Y no tenemos dignidad, básicamente, porque somos analfabetos y porque llevamos el ADN del cobarde impreso en nuestras almas. Somos cobardes por naturaleza , por excelencia y por exceso.

Pocos en Piura se atreven a cruzar los límites de la ortodoxia, de los dogmas católicos, de los convencionalismos sociales, de las hipócritas formas y de la estupidez. Por eso estamos como estamos.

Empero, la misión de quienes manejamos la pluma es enfrentar ese estado de cosas poniendo al ser humano (léase piuranos) ante su propia desolación, desnudando las debilidades del sistema y las miserias de sus pobres vidas. Es un afán, acaso perdido, de ayudarlos a salir del marasmo ataráxico (léase la mierda) en la que se encuentran.

Quizás no sepa manejar la pluma como quisiera, pero siempre fungiré hacerlo y, jamás, me cansaré, de lanzar densos escupitajos a las turbias aguas de la corrupción que arrastre ramas, basuras y cadáveres de ratas (léase políticos) para intentar despertarlos de ese letargo agonizante.

Los piuranos, en su ignorancia, les gusta someterse a hombres iguales a ellos. Los piuranos, por su ignorancia, los consideran superiores sobre la faz de la tierra. Y, éstos (los Reyes Peña de Piura, los Huayama de Huancabamba o afines) se aprovechan de esa ignorancia y de sus apremios económicos, para esclavizarlos, corromperlos y volverlos viciosos, indignos y miserables.

¿A quiénes me estoy refiriendo? A los jueces, a los fiscales, a los procuradores, a los contralores, a los directores de los medios de comunicación y, por supuesto, a los estúpidos piuranos en general (no faltaba más), que, dígase de paso, son la mayoría.

Ahí los tenéis, resignados a lo poco que tienen, se arrodillan, rezan y besan las manos de aquellos a quienes consideran superiores a ellos porque sus padres, tan idiotas como ellos, les enseñaron con el servil ejemplo a hacer lo mismo.

No son los amos los que hacen esclavos, son los esclavos los que hacen a los amos. Sea por dinero o sea por ignorancia pero los hacen. Son los indignos y miserables de Piura. Es el espectáculo de una chusma que anda arrastrándose por este mundo sin pena ni gloria. Perdón, quise decir: lamiendo las heces de su cobardía y de su miseria.

Hablando en cristiano: revolcándose en su propia mierda. Me disculpan, pero tengo que ir al baño. Me han dado nauseas.

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de Piura News.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!