Por: El Iconoclasta

Mario Vargas Llosa es junto a Juan Diego Flores y Mario Testino los tres peruanos, en la actualidad, más ilustres, exitosos y reconocidos a nivel mundial. Sin embargo, nuestro afamado Premio Nobel como político fue un fiasco, como aval electoral una desgracia, como analista político un actor fallido y como competidor electoral un mísero perdedor.

Jamás pudo reconocer hidalgamente haber perdido en las elecciones presidenciales de 1990 frente al Ing. Alberto Fujimori Fujimori. Y, desde aquel entonces, su frustración política lo ha convertido en un ser amargado, vengativo y opuesto rotundamente a evitar, junto al diario La República, a qué jamás llegue al poder ningún descendiente de Fujimori.

Su sed de venganza ha llegado a tal extremo que en elecciones pasadas se presentó como aval moral de Toledo y de Humala. Con tal de impedir que Keiko Fujimori llegue al poder, dejò su principesca vida en Europa para convertirse en un convidado de piedra. En un paracaidista. En un aborrecible metiche. Pero ahora que ambos presidentes están pedidos por la justicia por serios actos de corrupción no dice “esta boca es mía “. Como tampoco dice nada de su relación en los Pápeles de Panamá como accionista de una Sociedad con ventajas fiscales radicada en las Islas Vírgenes Británicas.

Enterado del Indulto a Fujimori sus ojos inyectados de sangre y con la baba propia de los perros con rabia, en el diario El País de España, escribió: “la última vez que nos vimos, en Madrid, le dije (a Kuzcynski ) “ ojalà no pases a la historia como el presidente que amnistió a un asesino y un ladròn “. El no ha asesinado a nadie todavía y no lo creo capaz de robar, pero, estoy seguro, si llega a infiltrarse en la historia será sólo por la infame credencial de haber traicionado a los millones de compatriotas que lo llevamos a la presidencia “
¿ Por qué ? con esa virulencia no dijo nada sobre los indultos a senderistas ni se preocupó por el tema. Si hablamos de robo la pregunta de cajón es ¿evitar el pago de impuestos en paraísos fiscales como las Islas Vírgenes Británicas a través de una empresa off shore, no es acaso un robo?

Lo que pasa es que este miserable ser humano, porque lo es, cree que en su condición de novelista mundial es el dueño de la verdad, pero no es asì. Peor aùn si vive cegado de odio a Fujimori a quien no le perdona lo hiciese pasar el ridículo en las elecciones de 1990.
La verdad es que a una inmensa mayoría de peruanos les causa indignación cada vez que este personaje habla de política peruana ( está limitado por el odio para hacerlo con propiedad ) y eso, es fácil constatarlo en las redes sociales. Sus declaraciones son repudiadas. Sus conclusiones rechazadas y su sed de venganza menospreciada. Quiso ver a Fujimori morirse en la cárcel pero su quimero sueño de novela se ha convertido en la tragedia terrenal de su vida.

Notas:

- La encuesta efectuada por Ipsos Apoyo sobre el Indulto a Fujimori fue sintomática: el 56 % lo apoya y sòlo el 40 % lo rechaza. Cómo les quedó el ojo.

- Después del Indulto, la aprobación del Presidente de la República subió 7 puntos porcentuales pasando del 18 % al 25 %. Cómo la ven.

- Ese 56 % significa, a todas luces, siendo nuestra población nacional de 32`000,000 de habitantes, que somos prácticamente 18 millones de peruanos los que estamos a favor del indulto. Más claro no canta el gallo.

- En consecuencia, en lugar de andar obstaculizando nuestra vida democrática debemos de una vez por todas, unirnos todos los peruanos para, juntos en armonía, podamos sacar adelante nuestro país.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!