Asesoramiento, Desarrollo e Implementación de Sitios Web, Sistemas Web y Marketing por Internet.

Marcando territorio

Por José Alfredo Infante Carmen: El Iconoclasta

Cuando el señor Juan Carlos Fashbender fue elegido como gerente de la reconstrucción con cambios, su elección dejó un sinsabor o insatisfacción en los puros, los intransigentes, los inquisidores, los predicadores, los iluminados, en los rateros y en todo aquel que se cree con derecho a sentarse en el opíparo buffet por servirse.

Ahora todos quieren marcar territorio (mismo estilo de los leones de la sabana africana). Unos quieren mandar desde afuera (colegios profesionales y veedurías), otros desde adentro (odiados alcaldes ineptos e inútiles) y unos terceros, desde donde pueden (los políticos y los “inmaculados “fiscalizadores de pacotilla).

Empero, la mayoría de todos estos convidados de piedra son mentirosos (los unos) e hipócritas (los otros). No sé qué juicio les merecen a ustedes los mentirosos y los hipócritas. Yo, desde luego, prefiero a los primeros. Al menos vienen de frente y uno ya sabe a qué atenerse. El hipócrita, en cambio, llega con una sonrisa en los labios pero con cuchillo en mano a la espalda.

Lo que tienen en común es que ambos son peligrosos. Pero son peligrosos no porque no sepan lo que se hace. Son peligrosos, precisamente, porque saben lo que se hace. Y ellos también “la quieren hacer “.

Las cosas nunca dejan de ser complicadas, ni siquiera cuando parecen sencillas. Siempre son difíciles de entender y siempre requieren del matiz y de la aproximación cauta y razonada. Lo peor es empeñarnos en distorsionar la realidad (como suele hacerse), cuando no insultar a quienes no se adaptan a nuestras convicciones. Esto genera disputas innecesarias. Porque como bien decía Winston Churchill “las peores disputas surgen cuando ambas partes están equilibradas en la razón y en el error “. La verdad, pienso yo, es que no hay ni habrá nunca dos que piensen igual entre dos que piensan lo mismo.

En lo que a mí concierne, me resulta muy deprimente tratar de ser conciencia crítica ahí donde el adverbio y el adjetivo están por encima del sustantivo. Pero, créanme, a mi edad  lo único que no se me puede descolgar es la esperanza.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!