Titular del Midis participó en sesión de la Comisión de Desarrollo Social de las Naciones Unidas en Nueva York y señaló que las llamadas ‘casitas calientes' contribuyen a la salida de la pobreza. 

La ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Ariela Luna Florez, indicó que el Estado Peruano en su conjunto tiene como meta acondicionar 122 000 viviendas térmicas hasta el 2021 para proteger de las bajas temperaturas a las poblaciones que viven por encima de los 3500 m.s.n.m. y soportan heladas y friaje. Así lo informó durante su participación en el inicio del quincuagésimo octavo Período de Sesiones de la Comisión de Desarrollo Social de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se lleva a cabo en Nueva York.

Junto a otros ministros del rubro social de países miembros, así como a representantes de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, la titular del Midis intervino en el panel de discusión de alto nivel sobre el tema prioritario “Vivienda asequible y sistemas de protección social para todos a fin de afrontar la falta de hogar”, en el que se intercambiaron propuestas y experiencias en torno a la inclusión social, enfocadas en la temática de vivienda.

Además de especificar la meta del Estado –que involucra a otros portafolios como el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento–, la ministra Luna detalló que el proyecto Mi Abrigo, que ejecuta su sector, a través del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes), “acondiciona viviendas térmicas con un enfoque de cambio climático y tecnología certificada, promueve el cuidado del medio ambiente y se enmarca en una política de protección social que apunta a reducir la pobreza”.

Luna explicó que el proyecto Mi Abrigo, que busca proteger de las bajas temperaturas fundamentalmente a madres gestantes, niños y niñas, personas con discapacidad y adultos mayores, ha tenido gran aceptación entre las poblaciones directamente beneficiadas porque eleva la temperatura en 10º C al interior de las casas y evita enfermedades bronquiales y respiratorias en zonas donde los termómetros marcan por las noches -15º C en exteriores.

Las viviendas térmicas de Mi Abrigo usan la tecnología de muro trombe, un panel de madera y policarbonato expuesto al sol y pintado de negro, colocado al exterior de la vivienda, que permite captar y almacenar energía solar para aumentar la temperatura. El calor es trasladado al interior de la vivienda a través de orificios en la pared y se conserva durante toda la noche y madrugada. 

Emprendimientos y participación comunitaria

La ministra informó que el proyecto se complementa con la instalación de cocinas mejoradas que reducen a cero la contaminación intradomiciliaria por humos tóxicos. Subrayó que los últimos tres años, gracias a Mi Abrigo, se han acondicionado 7419 viviendas térmicas y 5051 cocinas mejoradas en 329 centros poblados rurales de la sierra.

Además, detalló que sector articula las ‘casitas calientes’ con proyectos productivos para que las familias puedan dejar atrás la pobreza. “Mi Abrigo se desarrolla con participación comunitaria y son las mujeres las que organizan los grupos para implementar las viviendas térmicas”, explicó la titular del Midis.

La cita internacional representa una potencial oportunidad para coadyuvar al establecimiento de una agenda global y regional sobre desafíos sociales frente a la implementación de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!