Para aprovechar su sabor, versatilidad y aporte proteico

  • La versatilidad de la carne de pavita la hace un atractivo y nutritivo ingrediente para diversas preparaciones que contribuyen a una alimentación balanceada.
  • San Fernando resalta que el consumo de pavita es para todos y, aunque es preferida por ser baja en grasa, no es exclusivo para personas con dietas o tratamientos médicos.

La pavita es la mejor alternativa para tener una alimentación balanceada y adecuada, gracias a su sabor, versatilidad, aporte proteico y por ser baja en grasa. En ese sentido, la empresa de consumo masivo San Fernando, resalta algunas opciones de preparación que contribuyen a complementar las dietas de las tres principales comidas del día, tanto para mantener una vida saludable como para estar en forma para el verano:

Desayuno:

  • Opción 1: Un pan integral o francés con trozos de pechuga de pavita deshilachados con apio picado, complementado con mayonesa de leche o mostaza. Se puede acompañar con papaya picada o un jugo de frutas para refrescar la mañana.
  • Opción 2: Un pan integral o ciabatta con asado de filete de muslo de pavita con hojas de lechuga acompañada de una taza de avena, quinua o maca con piña o manzana o membrillo picados, de preferencia sin azúcar, sobre todo si tendremos actividad física intensa. Otra alternativa puede ser un refresco de maracuyá o chicha morada.
  • Opción 3: Un triple con pan integral que incluya: pavita especial o pechuga horneada, palta y tomate en rodajas, junto a un vaso de jugo de naranja, para mantenernos activos en el día.

Almuerzo:

  • Opción 1: El tradicional ají de pavita con quinua de San Fernando, una alternativa para aprovechar al máximo la versatilidad de esta carne, elaborado en base de trozos de pechuga. La quinua supera en sabor y propiedades nutritivas a la galleta o pan en la preparación de este plato.
  • Opción 2: Apanado de filete de pechuga de pavita con costra de ajonjolí. La carne se pasa por clara de huevo, se apana con harina de ajonjolí y se coloca en una sartén de teflón a fuego lento. Una ensalada de verduras de tres colores diferentes es el complemento ideal.
  • Opción 3: Olluco con guiso de pechuga de pavita, tapando bien la preparación para que la carne sude y se evite el consumo de aceite. El olluco es uno de los tubérculos que aporta menos calorías al organismo. Se acompaña con una porción de ensalada de verduras.

Cena:

  • Opción 1: Brochetas con lomito de pavita salteada con pimiento, champiñón y cebolla. Se sirve con un choclo sancochado, lo recomendable es uno por persona. Se añade un refresco de maracuyá, chicha morada o limonada con trozos de kion o con hierba buena.
  • Opción 2: Chuleta o medallón de muslo de pavita a las finas hierbas o a la mostaza, orégano, o cualquier hierba aromática que le agregue un mayor sabor a la preparación. Se puede agregar una papa cocida en rodajas y una ensalada fresca con lechuga, rabanito, cebolla u otras de preferencia.

La cocina peruana tiene una amplia variedad de platos que no solo resaltan por su sabor, sino también por su creatividad e ingenio. De acuerdo con San Fernando, entre estas opciones se tiene a la pavita, la cual ha logrado tener un espacio, cada vez mayor, en la alimentación de muchos peruanos en los últimos años, y también, de quienes buscan mantenerse en forma, ya que las proteínas son básicas para el organismo y son el motor de nuestras actividades diarias.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!