Diplomado de Especialización en Contrataciones del Estado

Categoría:

Indignación en el Club Grau

Una piscina que hace agua

Por José Alfredo Infante Carmen: El Iconoclasta

Hace menos de un año, los señores Furlong, Novoa (autodenominado “Jefe de Obras “) y cía., dieron por inaugurada con “bombos y platillos “el supuesto Mejoramiento de la Piscina Principal del Club Grau.

Hoy, esa piscina no sirve para nada. Hace agua por todos lados. Peor aún, ya ni agua tiene. Está sellada. Inoperativa. Todo el dinero ahí invertido no ha servido para nada.

El mejoramiento de la piscina comprendió, básicamente, el cambio de las losetas internas, colocar losetas antideslizantes a los alrededores, cambiar los podios, una cosita por aquí, otra por allá y listo el sancochado. El fiambre estaba servido. Y la vianda apetitosa.

Pero resulta que, a la semana de inaugurada dicha “obrita “los podios tuvieron que ser sacados para vueltos a poner, ya reforzados, porque los nadadores se caían. Estuvieron mal hechos y mal colocados por una empresa amiga que de piscinas sabían lo que yo sé de astronomía. Es decir: ni mierda.

Desde aquella fecha a la actualidad varios nadadores, al salir de la piscina, se resbalaban y caían al piso lastimándose. ¿ Por qué ?. Simple y llanamente porque, la empresa amiga, DICAT, contratada a dedo, no puso las losetas antideslizantes exigidas para tal fin.

De las losetas internas ni que decir. Son de tan mala calidad que se están agrietando y rajando (acabo de revisar dicha obra con mis propios ojos). Ante esta situación que ponía en riesgo la integridad física de los usuarios de dicha piscina, la actual gestión, con buen criterio, optó por clausurarla.

Aquí no hay peros que valgan ni justificación que sustente tan indignante despilfarro de dinero. Esto se tiene que investigar. Los entendidos en la materia (aquellos clubes que tienen piscinas y han nacido en ellas) expresan que en esa obra el costo jamás debió pasar de los 80,000 nuevos soles. Cuando mucho de 100,000. Pero, por obra y gracia de la triste gestión anterior, dicha obra que fue presupuestada en S/. 260,000 terminó costando con sus adicionales y todo S/. 310,212.40. Una burrada de plata. Mejor dicho una descarada sobrevalorización de obras que debe ser investigada y castigada con todo el peso de la ley.

Es de esperarse que su actual Presidente tenga la inteligencia y las agallas suficientes para poner en vereda a esta gente. Y los socios, en adelante, jamás debemos permitir que gestiones negras como la anterior y la del despreciable Lizárraga se vuelvan a repetir.

Nota : Lo fecal, en este país, es que cuando a alguien se le sindica o acusa de presunciones de corrupción, todos se indignan, se golpean el pecho y se sacuden como prostitutas , gritando a los cuatro vientos, que son inmaculadas. Pero cuando los hechos se comprueban y se descubren sus latrocinios. Calladitos se quedan. Se la dan de santos y son unos desgraciados malnacidos. No digo que este sea el caso. Pero es la tónica en este país

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de Piura News.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!