En el I Foro de Políticas de Desarrollo de las Exportaciones organizado por ADEX

Entre enero y septiembre de este año la mortalidad de las micro y pequeñas empresas exportadoras se incrementó 9% respecto al mismo periodo del 2017.

El exministro de la Producción, Piero Ghezzi, manifestó que el reto para la economía del Perú es cómo insertar a la micro y pequeña empresa a la cadena formal. “No lo harán solas, necesitan un trabajo colaborativo público-privado”, comentó durante su participación en el I Foro de Políticas de Desarrollo de las Exportaciones, organizado por la Asociación de Exportadores (ADEX) y el CIEN-ADEX.

El Centro de Investigación en Economía y Negocios Globales CIEN-ADEX, informó que entre enero y septiembre, 2,126 mypes dejaron de exportar, 9% más respecto al mismo periodo del 2017, lo que evidencia la necesidad de impulsar iniciativas que generen mayor competitividad y ayuden a su encadenamiento productivo con empresas peruanas y de otros países de la región.

Precisamente, ADEX realizará mañana miércoles 28 de noviembre la “Convención Pyme de la Alianza del Pacífico”, con el fin de contribuir a la competitividad de ese sector intensivo en mano de obra y que enfrenta muchos retos que frenan su desarrollo.

En su intervención, Ghezzi refirió que los economistas hablan de productividad cada vez que tocan el tema de la calidad, pero las mypes no podrán  lograrlo  si no hay una alianza público-privado “porque la problemática no la soluciona el mercado solamente”, apuntó.

Coordinación

Añadió que (la falta de) desarrollo es un problema de coordinación, que se observa en tres niveles: Primero es la coordinación privada-privada de las empresas con sus proveedores y otras empresas de su cadena de valor.

“El segundo es la coordinación público-privada, que es fundamental y complicada pues hay desconfianza mutua, pero para tomar decisiones  el sector público necesita información que solo el privado le puede dar, si no, son decisiones de gabinete o de escritorio que no tienen validación con la realidad. Necesitamos asumir que para hacer buenas políticas públicas, se necesita información”, dijo.

Expresó que el sector privado debe compartir información y aprender juntos (con el sector público) porque muchas veces ambos no saben cuáles son los problemas. El resultado de la mala comunicación normalmente  es una  mala política o una buena, pero mal implementada que nunca se corrige.

Ghezzi refirió que el tercer problema, que puede ser el más grave, es la coordinación pública-pública pues las entidades del Estado muchas veces deben proveer bienes y servicios de forma simultánea a las entidades privadas. “Si pensamos en el tema agrícola, podemos tener ventajas comparativas, pero para que se convierta en una exportación, se requiere crear instituciones, implementar normativas,  permisos fitosanitarios, abrir mercados, infraestructura, innovación, toda una gama de insumos públicos que ayuden a concretarla”, dijo.

El Estado peruano, continuó, como muchos en América Latina o el mundo en desarrollo, funciona vertical y no horizontalmente, no está organizado para conversar. Esto genera procedimientos burocráticos, deficiencia en la implementación (de las medidas), sostuvo.

“Hace poco vi un analista quien dijo que el problema actual es que los 18 ministros tienen 18 mesas de desarrollo distintas; no hay alineación, y eso pasa casi siempre. El Estado no está organizado para hacer frente a las necesidades productivas del país”, concluyó.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!