Aprende el método para calmar a tu bebé para que duerma plácidamente y a realizarte masajes relajantes si estás gestando.

Los momentos entre una mamá y su bebé generan un vínculo especial para su crecimiento. Además de la lactancia, una manera de transmitir cariño y seguridad en medio de los cuidados diarios es el masaje cuando llega el momento del sueño.

Desde que el bebé se encuentra en el vientre de la madre, los estímulos generan reacciones positivas y estas van incrementándose hasta los primeros meses posteriores al parto. Este vínculo se fortalece también con el padre, quien a través de esta técnica, arrullos y las distintas demostraciones de amor transmite confianza y un ambiente cálido para su hijo o hija.

En esta oportunidad, Fiorella Solari, gerente de Marketing de Producto de Natura, te enseña un método de masajes para para que el bebé pueda conciliar el sueño, calmarse y dormir a gusto:

Guía de masajes para dormir al bebé:

  1. Comienza por ti: antes de iniciar el baño y el masaje en el bebé, tómate un tiempo. Comienza con un ejercicio de respiración inspirando de manera profunda y contando mentalmente hasta 4 y, en la secuencia, expira contando mentalmente hasta 4. Repite ese ciclo de respiración cinco veces.
  2. Relajando al bebé: con un poco de jabón en espuma con fragancia relajante de Mamá y Bebé en una de las manos, realiza movimientos circulares en el centro del pecho del bebé. Repite ese movimiento tres veces.
  3. Relajando el cuellito del bebé: para aliviar la tensión del cuello y de la espalda, primero masajea la nuca del bebé haciendo movimientos circulares con el dedo índice y el pulgar. Enseguida, desliza tu mano abierta por toda su espalda, haciendo una ligera presión. Repite ese ciclo algunas veces.
  4. Tocando el rostro: después del baño, mientras enjuagas a tu bebé, hazle una caricia en su carita, de esta manera lo estarás preparando. Mirando a tu bebé a los ojos, desliza tus manos lado a lado en el rostro del bebé haciendo una delicada presión con los dedos. Realiza movimientos desde la frente hacia la quijada. Repite ese movimiento de 2 a 4 veces.
  5. Tocando la espalda: en movimientos alternados, desliza suavemente sus manos desde los hombros hacia la colita. Repite este movimiento 3 veces. Luego, para relajar la espalda del bebé, con tus pulgares lado a lado, realiza suaves movimientos circulares en cada vértebra, descendiendo desde la nuca hasta la colita.
  6. No olvides sus brazos: masajea cada bracito de una vez, deslizando su mano desde el hombro hasta el puño, esparciendo una loción hidratante corporal especial para bebés con fragancia relajante y ejerciendo una ligera presión. Repite 3 veces en cada lado. Desliza tu mano alrededor del puño para finalizar el movimiento. Repite 3 veces en cada lado.
  7. Paso final: para completar los masajes, es importante esparcir el hidratante con fragancia relajante en todo el cuerpo del bebé. Puedes hacer énfasis en los pies presionando tu pulgar en la planta.

“El sueño tiene una vital importancia tanto para las mamás como para sus bebés. Un ambiente acogedor, una rutina segura y el toque relajante son algunos de los factores para una noche placentera que, además, fortalecerá el vínculo entre ambos”, asegura Solari. Además, destaca que la línea Mamá y Bebé de Natura tiene una fórmula natural al 96% y está pensada justamente para ser un apoyo en el cuidado del bebé, a través de productos como el aceite para masajes o la crema hidratante. Finalmente, los beneficios de esta relación duran para toda la vida y contribuyen en la formación de personas más felices, capaces de cuidar mejor del mundo y de transformar la sociedad.

Además, si te encuentras en la etapa previa al nacimiento de tu bebé, también puedes aplicar una rutina de masajes prenatales para fortalecer el vínculo mamá-hijo:

Masajes prenatales

  1. Prepara bien el momento: elige un buen ambiente donde te sientas tranquila: puede ser tu habitación o la tina de baño. Busca una posición cómoda para ti y tu bebé; moja un poco tu barriga y cuerpo para eliminar el cansancio; finalmente coloca un aceite oleoso especial para gestantes en tus dedos y masajea suavemente tu barriga. Sentirás el aroma relajante.
  2. Comienza el masaje: desliza las manos por los brazos y por los hombros con movimientos circulares. Desciende hasta el pecho y contornéalos, siempre con suavidad. Abraza tu vientre y continúa ese movimiento hasta la espalda y los glúteos. Masajea toda esa región. Luego desciende las manos hasta los muslos. Inhala y exhala profundamente para tener paz. 
¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!