Cuando comenzó la Copa Mundial de FIFA era de esperar que el torneo atrajera a los máximos y mejores referentes del mundo en el arte del balompié. A partir de esta premisa, se habían contemplado más de 20 ediciones distintas de un evento que atrae la atención de millones de personas en el mundo, generándose una tradición futbolística que con el tiempo crearía candidatos y equipos conocidos.

Al empezar esta edición de Rusia 2018, absolutamente todos los analistas argumentaban sobre este contexto, sobre actualidades, sobre procesos y proyectos de selecciones que llevan años y por supuesto de las grandes estrellas, siendo estas (para varios) las que provocarían mayor peso y tendrían como resultado el favoritismo para obtener la prestigiosa Copa.

Con todo esto, saltaron los mismos nombres de siempre a la palestra: Brasil, Alemania, Argentina, España fueron para muchos aquellas que brillarían y darían al mundo un ganador que maravillaría carreras y a espectadores de todo el mundo. Pero a día de hoy, los resultados, son inimaginables. A partir de esto señalaremos algunas de las selecciones que dejan su nombre en alto después de esta edición, que a falta de campeón se lograron ganar un puesto dentro de la memoria del fútbol.

Empezando con Francia es inimaginable (o era) el pensar que un equipo que perdió su propia Eurocopa en el año 2016 ante Portugal con el mismo cuerpo técnico y su estilo de juego irregular llegara a la final del torneo, aunque lo cierto, es que el conjunto galo aparece siempre en la terna e favoritos de todos los torneos de selecciones. Superando a Perú, Dinamarca, Argentina, Uruguay y la sorprendente Bélgica el conjunto de superestrellas jóvenes como Pogba, Griezmann y un neonato de 19 como Kylian Mbappé ha llegado a su tercera final del Mundial en 20 años resaltando el trabajo en equipo y la estrategia por encima de corazón y juego bonito. La Francia ha demostrado ser un equipo compacto en el que cualquiera puede responder y ser decisivo, por lo tanto les Bleus se presentan como favoritos para la final del Mundial de Rusia.

Siguiendo con Inglaterra, otra de las selecciones que ha dado mucho de qué hablar después de su pase por encima de Colombia, la gran Suecia, entre otros. El equipo de Southgate ha llegado a la fase decisiva gracias a dos grandes protagonistas del torneo como su figura Harry Kane (goleador del torneo) y el otro el recurso más usado de esta edición: las jugadas a balón parado que han dado la mayoría de anotaciones al país que creó este hermoso deporte.

Pasamos a la impensada Croacia, un equipo invicto y con uno de los mejores juegos colectivos del mundo, superando a Argentina, Dinamarca, la luchadora Rusia otros más a partir del motor más fiable del deporte: el mediocampo con Luka Modric (3 veces mejor jugador del partido de 5 disputados) y el seguro Iván Rakitic (dos tandas de penales finalizadas a su favor) quiénes les han dado al país báltico la creencia de la gloria máxima desde el conjunto de Suker del 98. Croacia ha resistido a todos los rivales, imponiéndose incluso a Inglaterra, y busca la revancha 20 aňos después el Mundial de Francia.

Por último, se debe destacar a la Bélgica de Lukaku y Kevin de Bruyne, la Rusia de Cherchesov y Cheryshev y la Suecia de Janne Anderson, seleccionados que han denotado que la suma de componentes como gran juego, táctica eficiente, definición y creación de oportunidades dan como resultado hechos extraordinarios tales como la eliminación de Brasil, España y Alemania, demostrando que en el fútbol nada está escrito y se tienen que jugar los noventa, los ciento veinte y los penales para ganar un partido.

Finalmente, la moraleja de este Mundial se recordará como que el colectivo y el desarrollo va por encima del talento y de los nombres, que nunca quede duda de eso.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!