Hoy en día, gracias al Internet y la globalización, las apuestas deportivas mueven más dinero que en toda la historia de la humanidad. Desde tiempos muy antiguos, prácticamente desde la invención del deporte en la antigua Grecia, se hizo habitual que el hombre, que venía jugando a los dados desde tiempos prehistóricos, apostara dinero o bienes al éxito o fracaso de determinado deportista.

Hoy en día, muchos latinoamericanos ya están preparándose para el Mundial de Fútbol de Rusia, tratando de acertar quiénes serán las estrellas y países triunfadores por las cuales vale la pena arriesgar dinero. Por eso tal vez te interese aprender algo sobre este mundo.

Tipos de apuestas deportivas

Las apuestas deportivas llevan mucho tiempo y a través de los siglos, por ejemplo, ya en el antiguo Imperio romano apostar por tu gladiador o tu equipo de caballos preferido era una práctica muy popular.

Bien en la actualidad las variedades de apuestas son múltiples, algunas se presentan así:

1). Apuesta simple: como su propio nombre lo indica, son las apuestas sencillas. El cliente escoge un partido específico, opta por una selección y hace su jugada en un evento puntual. Puede hacerlo cuantas veces quiera, pero las casas de apuesta suelen imponer un límite mínimo de dinero a apostar.

2). Hándicap: este sistema de apuestas permite ganar dinero apostando por el equipo menos favorito, aún si éste no logra ganar, mediante la asignación de goles virtuales al equipo débil. Por ejemplo, que el club Real Madrid le juegue al Getafe, se puede apostar por un hándicap 0:2 a favor del Getafe. Si al final el Madrid gana el partido por 1-0, el resultado final del hándicap permite igualmente ganar la apuesta, pues quedaría “1-2” a favor del Getafe. Así son más rentables las apuestas deportivas por los menos favoritos.

2.1) Hándicap asiático: existe también un modelo muy popular en Asia, similar al hándicap europeo, donde se elimina la posibilidad de los empates, ya sea utilizando goles fraccionarios (por ejemplo: 2,5), ya sea devolviendo el dinero en caso de empate cuando se usan solo goles enteros (por ejemplo, +1 o -1).

3). Apuestas combinadas: conocidas comúnmente en Latinoamérica como “parley”, aquí se realizan varias apuestas simples para varios partidos diferentes (por ejemplo apostando por que Alemania, Brasil e Inglaterra ganarán su primer partido del mundial), debiendo acertar todos los resultados para ganar la apuesta. Debido a las bajas probabilidades de conseguir tantos aciertos, los parleys o quinielas no suelen ser rentables, pero también son la mejor forma de convertir cantidades pequeñas en mucho dinero si se logra acertar varios resultados a la vez.

4). Apuestas de sistema: son apuestas muy similares a las combinadas, pero con una diferencia muy relevante. Aquí podemos apostar por cada evento por separado y al mismo tiempo seguir apostando por una determinada elección de resultados. Así se logra ganar dinero por acertar algunos resultados. Suelen ser más rentables, pero también más complicadas de entender. Hay varios tipos de apuestas de sistema, como el sistema 2/3, Patent, Trixie, Lucky 15, entre otros.

Apostar en tiempos modernos

Hoy en día es perfectamente posible apostar durante el partido, a diferencia de siglos pasados. Es posible incluso apostar por cuántos goles habrá durante el juego, quién irá ganando en el entretiempo, que jugador anotará, etcétera. Sin embargo, la prudencia y la sensatez deben siempre ir primero. Es irresponsable apostar un dinero que de verdad necesites. Las apuestas deben ser solo una diversión, no un modo de vida.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!