Diplomado de Especialización en Contrataciones del Estado

Incontables réplicas salen de su taller en Catacaos

Tiene una deuda de amor que espera cumplir hasta el último de sus días.

Ver recuperada la salud de su menor hijo, de apenas un año, a quien los médicos no encontraban el mal, como de su esposa, quien superó un tumor en el corazón, cimentaron un amor que tenía muchos años de vigencia.

Teófilo Aquino Ipanaqué, 62 años, escultor cataquense, muy reconocido a nivel nacional e internacional, nació y vivió en un ambiente donde la presencia del Señor Cautivo era latente.

Su padre Félix Aquino, fundó con un grupo de amigos la Hermandad “Señor Cautivo de Catacaos” y ahora en Semana Santa y en la fiesta del Cristo de Ayabaca, él se encarga de celebrar esta festividad.

Incontables

Su amor hacia el Cristo Peregrino, le ha llevado a tener en una hermosísima réplica en el ingreso de su Taller – Galería, que concita la atención de quienes llegan, por el realismo de su rostro y majestuosidad en el porte y ropaje.

“Sería mentir decir cuántas han sido las imágenes que han salido de mi taller, pues no lo recuerdo. Imagine solamente que ya llevo 37 años de docente y mi padre me contaba, que ya desde muy niño hacía cositas con el material que se le caía”, nos cuenta.

Lo que sí sabe es que su Cautivo es famoso y bien buscado. Solamente  en los últimos meses réplicas de la imagen han salido rumbo a Nazca en Ica, Chulucanas, el valle de Sinchi Roca en San Lorenzo, Ecuador, Cachaquito en Suyo y para la Parroquia de la Urbanización Piura.

Hoy dos de ellas, esperan para presidir la Festividad.

Con orgullo recuerda que familias ecuatorianas de Quito, Guayaquil, Cariamanga han llevado su arte, incluso en esta última ciudad, en Semana Santa le invitaron para participar de la fiesta.

Igual sucedió con un hogar en España. “No hay lugar del Perú en donde no haya llegado un Cautivo confeccionado en este taller”, sonríe el maestro escultor.

Fe

Confiesa que ha puesto a los píes del milagroso peregrino a sus hijos Ubaldo, María Félix y Alejandro y su nieto Ubaldo, de apenas 2 años, quien ya sigue sus pasos en el arte y llega para ayudarle, dice satisfecho.

Estas imágenes que él construye de Cedro, Caoba, Palo Santo, Hualtaco, en las dimensiones estándar de 1.40 mts. las chicas y 1.80 mts. las de tamaño natural, resumen una gran veneración y amor para quien ha marcado su vida.

Un secreto es que no peregrina, pero, sí apoya a quienes lo hacen.

Finalmente señala el gran escultor y pintor cataquense que mientras tenga vida será un seguidor del Cautivo, pues vive y vivirá para pregonar su gloria.

¡Estas son las últimas Noticias Destacadas!
¡Noticias Locales Destacadas!
¡Noticias Regionales Destacadas!
¡Noticias Nacionales Destacadas!
¡Noticias Destacadas de Economía!
¡Otras Noticias Destacadas!
¡Caricaturas, Fotos, Infografías y Vídeos Destacados!